Sabores

Colombianos

Delicias tradicionales de cinco regiones.

Disfruta una selección de platos para recordar lo especial que es la cocina colombiana y lo popular que es a nivel mundial. 

Tierra querida de paisajes increíbles y sabores únicos. Viaja a través del sabor de la gastronomía colombiana y revive la emoción en tu paladar cocinando estas recetas que te harán vivir una experiencia cultural.

Antioquia

Libre como el viento, región de montañas, flores, anchos ríos y altas sierras, que con sus tradiciones y sabores la cocina colombiana representa. Anímate a preparar con Badia el plato insignia de esta región.

Bandeja paisa

El alma de esta receta son los frijoles por eso te acompañamos a darle toda la sazón: 

  • 200 g frijol cargamanto rojo
  • 200 g de zanahoria
  • 150 g de plátano verde
  • 100 g de pezuña
  • 100 g de hogao (tomate, cebolla larga, ajo)
  • 1 cda de Sazón Completa Badia
  • 1 cda de pasta de tomate
  • Sal al gusto
  • Cilantro fresco picado

Ten presente para este plato los acompañantes típicos de la gastronomía colombiana:

  • Arroz blanco cocido
  • Morcilla frita
  • Chicharrón carnudo frito
  • Chorizo frito
  • Carne molida
  • Huevo frito
  • Plátano maduro
  • Aguacate
  • Arepa pequeña redonda

Es hora de empezar a preparar esos frijoles que estarán llenos de sabor y tradición.

Comienza por lavar los frijoles, y poner de un día para otro en agua fría.

Después poner los frijoles remojados en la olla a presión con la pezuña, el plátano verde, la zanahoria, la sal y agua. Cuando empiece a “pitar” dejar en el fogón 40 minutos aproximadamente.

Luego de que pasen los 40 minutos, bajar del fogón, sacar todo el aire de la olla, destapar y sacar la pezuña, la zanahoria y el plátano verde y licuarlos con un poco del mismo caldo de los frijoles.

Poner a hervir los frijoles con los ingredientes licuados, agregar el cilantro, sazón completa, hogao y la pasta de tomate, dejar calar por 20 minutos.

Bolívar

Región mágica donde la historia, arquitectura y naturaleza se unen en un solo espacio. Una región representativa para la gastronomía colombiana.

Posta negra cartagenera

El sabor y la magia siempre estará en los ingredientes, elige los mejores y vive la experiencia Badia.

Recetas hay muchas, pero el sabor de esta preparación te encantara.

Empieza por introducir clavos de olor y ajo a la posta con la ayuda de un cuchillo. Añadimos salsa inglesa, vino tinto, cebolla, laurel, granos de pimienta, ají dulce y marinamos la posta durante 24 horas.

En un sartén o adentro de una olla pitadora agregamos un poco de aceite de oliva para sellar la posta por todos lados. Añadimos la marinada y la pitamos durante una hora y media.

Para la salsa derretimos la panela con dos tazas de agua y canela en rama, hasta espesar. Agregamos líquido de cocción de la posta, dulce quemado, dejamos reducir hasta que le demos consistencia deseada.

Porcionamos la posta y la mezclamos muy bien con la salsa. dejar calar por 20 minutos.

Servimos acompañado de arroz con coco y platanitos tentación.

¿Sabías qué?

En la verdadera cocina tradicional colombiana se usaba mucho el col para muchas preparaciones.
No solo es delicioso, si no que también tiene innumerables beneficios, que puedes ver aquí:

Cundinamarca

Tradición, cultura y atractivos naturales. Todo un encanto para cualquier visitante, te sorprenderá su oferta de platos típicos de la cocina colombiana.

Ajiaco

Ingredientes que harán de este ajiaco, uno inolvidable.
 
  • 1 Pechuga de pollo sin piel
  • 1 tallo de cebolla larga picada
  • 2 cdtas de ajo finamente picado en aceite de oliva Badia
  • 2 hojas de laurel Badia
  • 1 rama de cilantro entero
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra Badia
  • 12 tazas de agua
  • 2 atados de guascas
  • 1 kg de papa pastusa pelada y cortada en rodajas
  • 750 g de papa sabanera pelada y cortada en rodajas
  • 500 g de papa criolla pelada y cortada en rodajas
  • 4 mazorcas partidas en trozos
  • Alcaparras
  • Crema de leche
  • 1 aguacate
  • Arroz blanco cocido

En Badia nos apasiona la gastronomía colombiana y el ajiaco definitivamente es de nuestros platos favoritos, aquí te enseñamos como hacerlo.

Empieza cocinando la pechuga con la cebolla larga, ajo, laurel, el cilantro, papa criolla, papa sabanera, sal y pimienta, durante 40 minutos (hasta que las carnes estén blandas y las papas criollas y sabaneras disueltas), retirar el pollo y el cilantro dejar enfriar y desmechar.

Añadimos papa pastusa y las mazorcas, dejar cocinar a fuego lento hasta lograr la densidad deseada. Se le añaden las guascas 5 minutos antes de servirlo..

Si el pollo se va a servir deshuesado y deshilachado, se agrega al ajiaco en el momento de servirlo o también hay quien lo prefiere aparte. Si las presas van enteras, se sirve una porción en cada plato. También se pueden servir las carnes deshilachadas mezcladas con la crema, pues quedan con mejor apariencia.

Este apetitoso plato se acompaña con ají de aguacate, ají de hierbas o simplemente con tajadas de aguacate y arroz blanco, Las alcaparras y la crema de leche se sirven aparte y cada comensal se sirve a su gusto.

 

Las mazorcas se sirven enteras o desgranadas con el ajiaco o si se prefiere, aparte.

Santander

Jardín de auroras y musas. Tierra nativa, mágica y honorífica, amantes del progreso y del buen comer. Déjate cautivar por su tradicional gastronomía colombiana.

Cabrito al horno

Que cada ingrediente se convierta en la orquesta perfecta para darle sabor 

Adobar las costillas con sal de nitro, comino, sal y pimienta. Frotar bien con el ajo y dejar reposar durante una hora.

Ponerlas a cocinar en agua que las cubra durante 30 minutos en la olla presión o una hora y media en una olla corriente. Sacarlas, dejarlas reposar, cortarlas en trozos y espolvorearlas con miga de pan con sazón completa.

Finalmente, poner sobre una lata engrasada y llevarla al horno precalentado a 350º F durante 30 minutos.

 

Nota: El cabro es mejor si se consigue tierno. El cabro tiene un almizcle fuerte y sólo los experimentados cocineros logran eliminarlo.

Valle

Paraíso del sol donde brillan la llanura, la sierra, el mar, y donde la cocina colombiana han adquirido un alto valor simbólico. Para el resto de los colombianos, son representativas de la identidad del vallecaucano.

Tamal valluno

  • 1 y ½ libra (750 g) de maíz trillado.

Se pone a remojar en agua durante tres días, cambiándole el agua a diario. Después se escurre y se muele con un poco de agua y se amasa bien. También se puede cocinar en olla a presión por 30 minutos hasta que este blandito, sacar exceso de agua, moler y reposar.

  • 10 tomates maduros, pelados y picados.
  • 6 tallos de cebolla larga, picada.
  • 4 cebollas cabezonas picadas.
  • 2 cdtas de ajo finamente picado en aceite de oliva Badia
  • 1 pimentón rojo picado.
  • 2 ajíes dulces, picados (opcional).
  • Azafrán Badia disuelto en agua.
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra Badia
  • 1 cdta de comino Badia
  • 3 cucharadas de manteca de cerdo o aceite.

Se calienta el aceite y se ponen todos los ingredientes a sofreír a fuego medio, revolviendo con cuchara de palo hasta que se obtenga una salsa suave (20 minutos aproximadamente).

  • 2 libras (1K) de costillas de cerdo, picadas en pequeños trozos.

  •  2 libras (1K) de carne de cerdo, picada en trozos.

  • ½ libra de tocino delgado, pasado pro agua hirviendo y picado.

  • 3 libras de (1 ½ K) de papas amarillas, peladas y picadas en cuadros

  • 1 libra de zanahorias, cortadas en rodajas.

  • ½ libra de arvejas verdes, precosidas

  • ¼ de libra de alcaparras con un poco de su vinagre.

  • 4 huevos duros cortados en rodajas.

  • 1 cda de ajo finamente picado en aceite de oliva Badia.

  • 2 tallos de cebolla larga picada.

  • sal al gusto

  • 2 cdas de Sazón Completa Badia 

  • pimienta negra Badia

Se adoban muy bien las carnes con las alcaparras y su vinagre, ajos, la cebolla, sal, pimienta y sazón completa. Se dejan marinar refrigeradas por dos días.

  • Hojas de viao

Para esta parte, se seleccionan hojas de plátano que se limpian y son soasadas. Se cortan en cuadros de 25 a 30 centímetros y cuidando que no estén rajadas.

Se disuelve la masa en agua cuidando que no quede muy aguada o gruesa, se cuela y se le pone sal y más de la mitad del hogao, se le agregan las carnes, las verduras, las papas y se revuelve muy bien.

Se ponen dos hojas en un palto hondo, con un cucharón se pone una porción del preparado, asegurándose que todos los ingredientes estén representados. Se cierra con la primera hoja y se refuerza con la segunda.

Se repite la operación en otro plato, se toman las dos “tapas”, se unen por los dobleces, se amarran fuertemente con u bejuco o cabuya y se ponen con el resto de los atados a cocinar en agua hirviendo con sal por 1 ½ horas.

Se cubre la olla con hojas de plátano y se tapa. Si se evapora mucho el agua se le puede agregar más, pero que este hirviendo.

 

Se sirven con ají pique y arroz blanco

¡Ya lo sabes! Lo mejor de Colombia, además de su tierra, su gente, su diversidad; ¡es su gastronomía!. La cocina colombiana es lo que más amamos y con Badia, puedes revivir la tradición. ¡Compra ya!